ropa bebé prematuro
Bebé prematuro

¿Qué ropa necesita un bebé prematuro?

Lo de la ropa para bebés prematuros da para escribir una tesis, pero voy a intentar ser lo más concisa posible para no aburrir. Hace unos días me escribió un futuro papá de un bebé prematuro. Su bebé nacería en unas semanas, por cesárea porque le habían diagnosticado un CIR y se encontraba tan perdido como estuvimos nosotros cuando nos avisaron de la llega da inminente del pequeño.

¿Qué necesitaban comprar para su bebé? ¿Mucho, poco?

En el hospital

Lo primero que hay que pensar es si el bebé nacerá en un hospital público o en uno privado. En un hospital público, probablemente no necesitéis de nada, pero en un hospital privado os pueden pedir hasta que llevéis los pañales.

Nuestro bebé nació en el HM Puerta del Sur, es un hospital privado, así que os cuento nuestra experiencia y lo que nosotros tuvimos que llevar.

Recuerdo que cuando me dijo la ginecóloga «esta tarde ingresas y mañana, la cesárea» le dije: «no tengo nada para el bebé ¿Qué necesita?» Y me dijo, «el bebé no va a necesitar de nada

Y es cierto, mientras el bebé esté en la incubadora no va a necesitar nada de ropa. Lo único que necesitará será un gorrito para los primeros días, hasta que sea capaz de regular su temperatura corporal y una mantita, arrullo, muselina… para cuando hagáis el piel con piel.

Cuando ya pasé de la incubadora a cuidados intermedios, es probable que necesitéis bodies y pijamitas. Bastantes. Les cambian a diario y en alguna ocasión, puede que alguna vez más. Los bebés, en general, tienen la capacidad de manchar más rápido que nosotros, los adultos, de lavar. En este momento, seguiréis necesitando algo para arroparles cuando les saquéis de la cuna.

Cuando ya os vayáis a casa, igual os gusta llevar algún conjuntito «cuqui» para llevarle del hospital a casa. Pensad en la época del año que os toque.

En casa

Cuando ya estéis en casa. Lo más cómodo será tenerle con un body y pijamita. Esto lo he hecho yo así con los tres y sólo el mediano ha sido prematuro.

Siempre tenía a mano alguna mantita o alguna muselina para taparle si se dormía o había alguna corriente traicionera. Ya sabéis que los prematuros tienden a coger todos los virus que pasan por su lado.

En cuanto a los patucos y calcetines, no compréis muchos. Sobre todo si es verano, es posible que los tengan más tiempo quitados que puestos. Incluso cabe la posibilidad de perderlos, que son muy pequeñitos y caben en cualquier hueco.

Tallas de ropa

Lo de el tema de las tallas también da para escribir una novela. Si ya es complicado con un bebé nacido a término, con un bebé prematuro el desafío crece.

Seguro que a muchos os ha pasado. Tenéis un bebé nacido a término de 6 meses y vais a comprarle ropita. Entráis en varias tiendas y os encontráis con una amplia variedad de etiquetas: 6 meses, 6-9 meses, 6-12 meses,… compráis, por ejemplo, una prenda de talla 6-9 meses en una tienda y el mismo tipo de prenda de la misma talla en otra tienda y resulta que cuando llegáis a casa cada uno es de un tamaño diferente. ¿verdad?

Si, como en nuestro caso, además nace bajo de peso. Las etiquetas de las tallas no te sirve de nada. Compras a ojo. Calculas más o menos entre lo que tiene el niño y lo que necesitas.

Como ya tenía un hermano mayor, fui organizando la ropa que ya tenía por talla, siguiendo la referencia de las etiquetas. Pero teniendo en cuenta su edad corregida. Es decir, si tenía un body talla 6 meses, esperaba a que su edad corregida fuese esa (en su caso, 6 meses de edad corregida, 8 meses de edad cronológica) y aún así a veces todavía le quedaba algo grande.

Ahora, que acaba de cumplir los 4 años y también va heredando ropa, las etiquetas de la ropa se corresponden con su edad. Sin embargo, hay prendas que se supone que son para niños un año más pequeños y a él le van bien, sobre todo, los pantalones. Sigue siendo la misma»pizquilla» que cuando nació.

A partir de que el bebé va creciendo, vosotros mismos iréis viendo las necesidades de ropa, además en función de la época del año que toque.

Un consejo, válido para todos los que tienen bebés recién nacidos: mejor bodies o pijamas que se abrochan por delante. Son más cómodos de poner y quitar para nosotros a la hora de cambiar. Pero, como para gustos los colores, si os apañáis mejor con los que se ponen por arriba o se abrochan por detrás, adelante, esto no es una ciencia exacta.

¿Dónde comprar ropa para bebés prematuros?

Cuando hace cuatro años tuve que buscar ropa para bebés prematuros, lo tuve un poco difícil. Donde yo vivo sólo encontré dos tiendas donde poder comprar ropa de bebé tan pequeña. Además, eran prendas muy básicas: bodies, pijamitas y alguna polaina.

Ahora, por lo que sé, cada vez más marcas están haciendo prendas talla 00, para prematuros. A modo de ejemplo y sin que sea un listado exhaustivo: Kiabi, C&A, H&M,…

Más lectura

Si queréis leer más sobre productos para prematuros, en este post podéis leer mis descubrimientos sobre este tema, tan nuevo para nosotros.

Por ultimo, os dejo el enlace de un proyecto de una estudiante de diseño sobre ropita para bebés prematuros. No dejéis de leerlo.

Ropa para bebés prematuros
Ropa para bebés prematuros

Comparte esto si te ha gustado
Ropa para bebés prematuros
Bebé prematuro

Ropa para bebés prematuros

El domingo por la tarde se puso en contacto conmigo, Ángela, una estudiante de cuarto del Grado de Diseño de Moda, de la Universidad, Camilo José Cela, de Madrid.

Leí su mensaje un poco deprisa, algo sobre ropa para bebés prematuros, pero estábamos de celebración fuera de casa, así que medio asimilé la idea, que me gustó mucho desde un principio y le dije que por la tarde la contestaría más despacio.

El proyecto

Este curso, Ángela tiene que presentar el Trabajo de Fin de Grado (TFG) y ella tiene una gran idea en la cabeza: diseñar una colección de ropa para bebés prematuros o que hayan nacido con dificultades y tengan que pasar una temporada en la UCIN.

Su proyecto se basa en realizar prendas totalmente adaptadas al percentil de estos bebés, usando tejidos naturales con texturas para ayudar a su desarrollo sensorial a través del tacto, lo que se denomina «moda sensitiva».

Ella misma fue una niña prematura, nació con 28 semanas y su madre la cuenta lo difícil que le resultaba encontrar ropa para su hija.

Yo misma recuerdo que, cuando nació el pequeño guerrero, también me costó mucho encontrar ropa tan pequeña. Ya os conté algo en este post sobre productos para bebés prematuros.

Nuestra experiencia

Cuando el pequeño guerrero estuvo en la UCIN, evidentemente durante su paso por la incubadora no necesitó nada, ni bodies ni pijamas. Tenía un gorrito, que son talla única, y le quedaba grande. Ni os cuento los patucos. Cuando salió de la incubadora y pasó a la cuna, ya sí necesitaba bodies y pijamas. En cantidad, además, ensuciaba más rápido que lo lavaba y eso que íbamos todos los días.

Nació tan pequeño que no rellenaba los bodies talla 00, los pijamas le quedaban largos y las mangas había que remangárselas un par de vueltas. Y eso que supuestamente yo le había comprado ropa para bebés prematuros. Por eso, cuando Ángela me habló de su proyecto me pareció fabuloso que alguien piense en las necesidades especiales de los bebés prematuros o nacidos con poco peso.

Para que os hagáis una idea de lo pequeña que es esta ropa os cuento una anécdota. En el parque hay una pareja que tiene mellizos de la edad de mi hijo mayor. Estos niños también nacieron prematuros y cuando nació el pequeño guerrero, la mamá de estos niños me dijo que me podía prestar algo de ropa que aún guardaba de cuando nacieron sus hijos. Yo le agradecí infinito el préstamo porque además de pijamas y algún body, también incluyó algo de ropa para llevarle más arregladito.

Cuando le devolví la ropa, ella dejó la bolsa con la ropa encima de una silla para guardarla más tarde. La niña vio la ropita tan pequeñita y se la puso a su muñeca… y a la muñeca le quedaba ¡perfecto!

Comparte esto si te ha gustado