Katherine
Bebé prematuro, Entrevistas

Entrevista a… Katherine, mamá de Ainhoa

Otro día más tenemos entrevista a una mamá de una niña prematura. Es el turno de Katherine, mamá de Ainhoa. Katherine también tiene un blog en el que cuenta sus vivencias como mujer, madre y profesional y en el que también cuenta alguno de sus aspectos como mamá de una niña prematura.

1.- Hoy entrevisto a……

Soy Katherine, madre de Ainhoa nació de 31 semanas  y actualmente tiene 6 años. Vivimos en Barcelona.

2.- ¿Cómo fue el embarazo?

Mi embarazo aunque “controlado” como cualquiera de una madre sana, creo que obviaron desde un inicio las alertas que mi cuerpo enviaba y yo les decía. A partir de los 3 meses me empecé a hinchar mucho, aunque la tensión arterial estaba bien, no era normal lo que estaba pasando.

A partir de la semana 28 me ingresaron por preeclamsia leve, obviamente me dijeron que si no mejoraba la situación podría tener un parto prematuro y por eso decidieron hacer la maduración pulmonar. Estuve una semana ingresada y a los 3 días regresé para quedarme de nuevo porque la situación se complicó y ya tenia preeclamsia grave, síntomas neurológicos + CIR III y bueno a partir de ahí empezó una larga estancia.

3.- ¿Cómo fue el parto?

Cada día era un sin vivir, entre pruebas en la mañana, ecos y demás… todos los días podía ser el día del parto. Hasta que llego el día en que las cosas no mejoraban y por precaución decidieron realizarme una cesárea; estuve consciente durante el procedimiento porque tenia la tensión muy alta y por fortuna cuando nació pude ver su carita y besarle antes que se la llevaran a la Unidad Neonatal.

4.- ¿Cómo fue la estancia en la UCIN?

Al otro día con todas mis fuerzas fui a  Verle, yo seguí ingresada dos semanas más porque aun seguía muy delicada pero Neonatos me quedaba a 100 metros de mi habitación, la misma planta y me permitían estar todo el tiempo ahí con ella, (hasta las enfermeras me buscaban para controlarme ahí). No habían horarios y podíamos estar hasta la noche.

Durante su ingreso, hicimos el método canguro y poco a poco con la aceptación de mi leche materna (inicialmente por sonda nasogástrica) se inició la lactancia materna; al principio no hacia una succión fuerte por lo pequeña y se cansaba mucho, se quebada dormida y había que ajustarle con biberón de mi leche.

¡Estar ahí 42 días, era muy duro! Lo más difícil era dejarle en la noche, ¿siempre pensaba “y si llora ¿y está sola?, ¿si nadie le escucha?, ¿si le pasa algo?”

Durante su hospitalización tuvo una complicación porque le dio una infección en un catéter que hizo que le enviaran a la UCI por una semana, que por suerte se resolvió ; también requirió de fototerapia en la primera semana.

El personal sanitario en un principio chocante, porque en mi concepto, deberían tener mas tacto para abordarlo a uno, todo es tan diferente, ¡tan nuevo! Que creo que es importante tener empatía en ese aspecto. Nos informaban a diario de la evolución, que como pasó la noche y demás.

5.- Patologías y secuelas del bebé

Su evolución aunque lenta porque hacia muchas apneas, ¡fue satisfactoria!, al día de hoy y aun en controles sigue con: dietista pediátrica (baja de peso), oftalmología (protocolo), neuropediatría (protocolo).

Su desarrollo a lo largo de estos años no ha supuesto ninguna secuela, solo problemas con la alimentación y su sociabilidad en los primeros años escolares que supuso una retención escolar en la escuela infantil 1 año más antes de entrar al colegio porque presentaba un atraso madurativo de 8 meses. Nunca requirió soporte por atención temprana pero para este caso que comento me tocó solicitar ayuda a la OME (oficina municipal de Escolarización)  que valoraran el caso de mi hija por ser prematura y que no la veía aún con las capacidades para entrar al colegio; estos a su vez enviaron al EAP (Equipo de Asesoramiento y orientación psicopedagoga) y dieron la valoración en su caso.

6.- Al alta

La llegada a casa fue dejando atrás todos esos miedos. Intentado pensar que ya estábamos todos juntos y que ya todo había pasado. Siendo aún muy pequeñita y delgadita; solo pensaba en que ese fue mi parto. Y que todo quedaba en el olvido, por decirlo de alguna manera.

Además, de en su blog, podéis seguir a Katherine en su cuenta en Instagram.

Si eres mamá o papá de un bebé prematuro y quieres contarnos tu experiencia, como ha hecho Katherine, ponte en contacto conmigo a través del correo electrónico mamadeunprematuro@outlook.es o mándame un mensaje directo por cualquiera de mis redes sociales.

Comparte esto si te ha gustado
León
Bebé prematuro, Entrevistas

Entrevista a… María Laura, mamá de León

Hace unos días os traía el testimonio de Laura, mamá de David y como os conté me gustaría crear una serie de testimonios, vivencias e historias de mamás (y papás) de bebés prematuros. En esta ocasión, ha sido María Laura, desde Argentina, que nos cuenta su experiencia.

A continuación, os dejo su entrevista:

1.- Hoy entrevisto a…

Soy María Laura y mi bebe se llama León, vivimos en 25 de mayo, Buenos Aires Argentina. León nació de 36 semanas de gestación y actualmente tiene 2 años de edad.

2.- ¿Cómo fue el embarazo?

Bueno, el embarazo iba bien hasta la semana 20 que en doppler apareció un problema en la arteria uterina que llevó a que tomara aspirineta prevent y luego me dieron medicación específica cada 12 horas. Luego fue cada ocho y León nació después de un doppler alterado por retardo de crecimiento y riesgo de muerte fetal… nació por cesárea de urgencia.

3.- ¿Cómo fue el parto?

Fue cesárea y nació a las 7:37 de la mañana, nada más lejos a lo que soñé. El papá no pudo estar por ser cesárea, me dijeron que me lo mostraban pero nada más que él tenía que irse a la neo, también conocida como ucin… me hicieron un bloqueo por los dolores, porque las paredes del útero no estaban listas para el nacimiento…

4.- ¿Cómo fue la estancia en la UCIN?

Bueno, la experiencia en la UCIN fue transformadora, me cambió a mí y a mi marido para siempre, soy una mamá diferente de la que hubiera sido sin esta experiencia…

Podía verlo 7 horas por día, hice piel con piel o método canguro fue hermoso, creo que pude empezar a sentirme más cerca de mi hijo gracias a eso, no pude amamantar, León no tiene fuerza para succionar…

Todos los días teníamos un parte, los primeros 3 días era poca la información porque no tenían mucho para decir… es duro, hay padres que reciben panoramas duros y que los acompañan por llamarlo de algún modo para lo irreversible…

Nos contenían mucho y nosotros nos aprendimos a contener junto a otros padres, compartimos salidas a pasear, precios de pañales, datos de dieta y alojamientos porque muchos no eramos de la ciudad donde estaban internados nuestros hijos… Yo sigo en contacto con las enfermeras, que son las tías de mi hijo, junto al personal médico que son también los tíos, los ángeles de la guarda de León en este plano…

León preciso fototerapia, cirugías no…

5.- Patologías y secuelas del bebé

León tuvo más tardío el caminar y le costó el sostén cefálico, pero no ha tenido secuelas motoras ni patologías, gracias a Dios.

6.- Al alta

El alta fue el momento más feliz. Creo que sentí la felicidad que sienten los papas de bebes de término… Estaba llena de miedos que logré superar en terapia, me costó dejar que otros tocaran a mi bebe porque tenía miedo… no quería sacarlo al patio, fue duro…

María Laura y León

Mi cuenta de Instagram es @mlauraspagnolo, y me encantaría ayudar a otros papás, no tengo otras redes sociales.

Si eres mamá o papá de un bebé prematuro y quieres contarnos tu experiencia, como ha hecho María Laura, ponte en contacto conmigo a través del correo electrónico mamadeunprematuro@outlook.es o mándame un mensaje directo por cualquiera de mis redes sociales.

Comparte esto si te ha gustado
Bebé prematuro

El método canguro

El maravilloso «Método canguro», el «piel con piel»… Si ya es bueno cuando das a luz a tu hijo recién nacido a término, no te cuento lo buenísimo que es cuando tienes un bebé prematuro.

Cuando das a luz a un bebé prematuro, como en nuestro caso que nació con 31 semanas de gestación, es muy probable que el bebé tenga que pasar un tiempo en la incubadora. La mejor medicina que puede recibir es el abrazo de sus padres a través del piel con piel, el contacto, el calor humano… es medicina de la buena para el bebé y para los padres, que no le pueden coger tanto como les gustaría.

Los beneficios del método canguro son muchos, pero destacan:

  • Favorece el vínculo afectivo con la madre y el padre.
  • Descansan mejor.
  • Regulan mejor su temperatura corporal.
  • Mejora su estabilidad cardiorrespiratoria.
  • Disminuye el estrés.
  • Aumenta las posibilidades de sobrevivir, sobre todo, en el caso de los prematuros extremos o de aquellos bebés con problemas de salud.

Según un estudio de la Universidad de Bergen (Noruega), el método canguro aumenta la probabilidad de supervivencia de los bebés prematuros hasta en un 30% en el primer mes y alrededor del 25% en los seis primeros meses.

Nuestra experiencia

Nosotros tuvimos suerte y el pequeño estaba ingresado en una UCIN con puertas abiertas 24 horas y podíamos ir a verle cuando quisiésemos. Recuerdo que la primera vez que me lo pusieron en canguro, me dijo la enfermera :»como mínimo le tienes que tener una hora» y yo pensé como si tienen que ser dos… a partir de ese momento, papá y yo nos alternamos para tener al pequeño en canguro. Eran momentos tan gustosos. Automáticamente, te relajabas y querías que no pasase el tiempo. Y el pequeño también estaba tan a gustito, tanto que cuando nos teníamos que ir y había que volver a meterle en la incubadora, se quejaba.

Más información

Os dejo un par de enlaces que compartí en Facebook sobre este el método canguro hace unos días:

Y vosotros, ¿habéis practicado el piel con piel con vuestro bebé?

Comparte esto si te ha gustado