León
Bebé prematuro, Entrevistas

Entrevista a… María Laura, mamá de León

Hace unos días os traía el testimonio de Laura, mamá de David y como os conté me gustaría crear una serie de testimonios, vivencias e historias de mamás (y papás) de bebés prematuros. En esta ocasión, ha sido María Laura, desde Argentina, que nos cuenta su experiencia.

A continuación, os dejo su entrevista:

1.- Hoy entrevisto a…

Soy María Laura y mi bebe se llama León, vivimos en 25 de mayo, Buenos Aires Argentina. León nació de 36 semanas de gestación y actualmente tiene 2 años de edad.

2.- ¿Cómo fue el embarazo?

Bueno, el embarazo iba bien hasta la semana 20 que en doppler apareció un problema en la arteria uterina que llevó a que tomara aspirineta prevent y luego me dieron medicación específica cada 12 horas. Luego fue cada ocho y León nació después de un doppler alterado por retardo de crecimiento y riesgo de muerte fetal… nació por cesárea de urgencia.

3.- ¿Cómo fue el parto?

Fue cesárea y nació a las 7:37 de la mañana, nada más lejos a lo que soñé. El papá no pudo estar por ser cesárea, me dijeron que me lo mostraban pero nada más que él tenía que irse a la neo, también conocida como ucin… me hicieron un bloqueo por los dolores, porque las paredes del útero no estaban listas para el nacimiento…

4.- ¿Cómo fue la estancia en la UCIN?

Bueno, la experiencia en la UCIN fue transformadora, me cambió a mí y a mi marido para siempre, soy una mamá diferente de la que hubiera sido sin esta experiencia…

Podía verlo 7 horas por día, hice piel con piel o método canguro fue hermoso, creo que pude empezar a sentirme más cerca de mi hijo gracias a eso, no pude amamantar, León no tiene fuerza para succionar…

Todos los días teníamos un parte, los primeros 3 días era poca la información porque no tenían mucho para decir… es duro, hay padres que reciben panoramas duros y que los acompañan por llamarlo de algún modo para lo irreversible…

Nos contenían mucho y nosotros nos aprendimos a contener junto a otros padres, compartimos salidas a pasear, precios de pañales, datos de dieta y alojamientos porque muchos no eramos de la ciudad donde estaban internados nuestros hijos… Yo sigo en contacto con las enfermeras, que son las tías de mi hijo, junto al personal médico que son también los tíos, los ángeles de la guarda de León en este plano…

León preciso fototerapia, cirugías no…

5.- Patologías y secuelas del bebé

León tuvo más tardío el caminar y le costó el sostén cefálico, pero no ha tenido secuelas motoras ni patologías, gracias a Dios.

6.- Al alta

El alta fue el momento más feliz. Creo que sentí la felicidad que sienten los papas de bebes de término… Estaba llena de miedos que logré superar en terapia, me costó dejar que otros tocaran a mi bebe porque tenía miedo… no quería sacarlo al patio, fue duro…

María Laura y León

Mi cuenta de Instagram es @mlauraspagnolo, y me encantaría ayudar a otros papás, no tengo otras redes sociales.

Si eres mamá o papá de un bebé prematuro y quieres contarnos tu experiencia, como ha hecho María Laura, ponte en contacto conmigo a través del correo electrónico mamadeunprematuro@outlook.es o mándame un mensaje directo por cualquiera de mis redes sociales.

Comparte esto si te ha gustado
Laura, mamá de David
Bebé prematuro, Entrevistas

Entrevista a… Laura, mamá de David

Con este post damos inicio a la que espero sea una serie de muchos testimonios. A raíz de una conversación por Instagram con Laura, la protagonista del post de hoy, me surgió la idea de hacer post con los testimonios de otras mamás y papás de bebés prematuros y que cuenten su experiencia. De esta manera, otros padres de bebés prematuros pueden conocer historias más o menos próximas a la suya y sentirse «acompañados» en su periplo.

Cuando llega un bebé prematuro a la familia no siempre se está preparado. Todas las madres soñamos con un embarazo perfecto, hasta que, de repente, sin saber cómo ni por qué, el embarazo no va tan bien como nos gustaría y el parto, por diferentes motivos, termina adelantándose más de lo previsto.

Os presento a Laura

Laura se puso en contacto conmigo a través de mi Instagram cuando durante su embarazo le diagnosticaron que su bebé era un caso CIR, como nuestro hijo. En su búsqueda por internet, dio con mi blog, me escribió y compartió todas sus dudas y temores conmigo. Me recordó mucho a cuando en la semana 25 diagnosticaron el CIR del mediano. Sentirse perdida en un océano inmenso, sin saber muy bien hacia dónde tirar.

Sin más, os dejo su testimonio.

La entrevista a Laura

1.- Hoy entrevisto a…

Mi nombre es Laura y soy la mamá de David, mi pequeño guerrero. Somos de la provincia de Tarragona, concretamente, vivimos en la Pineda, aunque el embarazo nos lo llevaron en Barcelona por ser de alto riesgo. David nació por cesárea programada en la semana 32 (el 6 de septiembre) y pesó 1.430 gr ya que es un bebé CIR (crecimiento intrauterino restringido).

2.- ¿Cómo fue el embarazo?

Mi embarazo era de riesgo por ser diabética tipo 1. Al ser diabética tienes muchos más controles (ecos, ecocardios…), pero no implica (ni mucho menos) que tu hijo sea prematuro. Sin embargo, nos fueron diagnosticando diferentes problemas durante los meses de gestación que derivaron a un parto anticipado.Mi embarazo fue malo, no tengo un bonito recuerdo y supongo que esa espinita no me la podré quitar nunca. En la semana 16, le diagnosticaron a David una malformación en los pies (pies equinovaros o zambos). Al principio nos derrumbamos porque no sabíamos muy bien qué implicaba, luego descubrimos qué es algo más común de lo que parece y vimos que tenía solución, solo requería de unas buenas manos profesionales (que las tengo) y mucho amor y paciencia. Aún así, me hice la amnio para descartar cualquier enfermedad relacionada con dicha malformación. Salió todo negativo. 

Una vez superado el primer obstáculo, en la semana 24 nos dicen que David crece mal, que es un bebé CIR (crecimiento intrauterino restringido) y percentil por debajo de 1. Otro vaso de agua fría. Nos dijeron que era culpa de la placenta que no alimentaba bien al bebé y que se debería ir valorando la interrupción del embarazo, semana a semana. Con un poco de suerte podríamos llegar a la semana 34. 

A partir de este momento, dejamos de pensar en el futuro, tocaban las revisiones cada 7-10 días y esa era nuestra meta: «superar el viernes y estar en casa una semana más» Sin embargo, faltaba otro problema, semana 26, ecocardio, observan un problema en el corazón, David tiene riesgo alto de coartación de aorta. Esta cardiopatía sólo se puede valorar una vez el bebé nazca y por tanto, cuando naciese, sabríamos la gravedad de la cardiopatía…

Semana 27, teníamos revisión del CIR, David estaba bien pero miraron mi tensión y no bajaba de 180/190-90/100. Decidieron ingresarme y hacer analítica de factores exógenos. En este punto me diagnosticaron preeclampsia leve relacionada también con la placenta. Todo encajaba, todo estaba relacionado. Sentíamos que la bomba estaba a punto de explotar. Y así… hasta la semana 30 en donde me ingresaron en la UCI porque la preeclampsia derivó a grave, muy grave. Por tanto, sí, mi embarazo fue malo, cuando lo pienso me dan ganas de llorar y no sería capaz de pasar de nuevo por lo mismo. Fueron meses de preocupación, noticia mala tras noticia mala, muchas paranoias, muchos artículos científicos leídos para nada…

3.- ¿Cómo fue el parto?

Para mi, fue la mejor parte. Estaba muy mentalizada que sería un parto provocado y cesárea… Entonces estuve relajada, la verdad. Además la preeclampsia me estaba «matando» lentamente, el parto fue la liberación. Me supo mal que mi marido no pudiese estar presente, pero tema COVID es lo que tiene… Sin embargo, justo entrar en el paritorio, sonaba una canción de amor que me recordaba a mi boda y a mi pareja… Eso fue mi señal que todo iría bien. Lo peor fue el postparto, no pude ver a mi hijo hasta 48 horas después ya que yo no podía dejar la medicación para la preeclampsia y estaba muy limitada (3 máquinas enchufadas  y la tensión controlada cada hora..). 

4.- ¿Cómo fue vuestra estancia en la UCIN?

Buuuf… La estancia se me está haciendo eterna. La evolución de David es muy muy lenta. Un día tienes la sensación que estás avanzando y otro que has retrocedido a semanas atrás. Para nosotros está siendo una pesadilla porque todo es muy incierto. ¿Como evolucionará David? ¿Crecerá bien? ¿Se desarrollará bien? No se sabe. La respuesta siempre es la misma: TIEMPO.

TU HIJO NECESITA TIEMPO. 

La suerte del Hospital Sant Joan de Deu es que la UCIN es de 24h y podemos ir y venir cuando queramos. Vivimos a 100 km de Barcelona y esa flexibilidad nos está resultando muy cómoda. En cuanto a la lactancia, en mi caso, estamos intentando Lactancia Materna pero hay que ser fuerte física y psicológicamente para aguantar toda la estancia de UCIN (sin tu hijo) y conviviendo con tu mejor amigo, el sacaleches. Ahora mismo, cayó mi producción de leche, estoy intentando volver a los inicios, no sé si lo conseguiremos.

5.- ¿Qué patologías o secuelas tiene tu bebe?

Este tema aún es muy incierto. David tiene una hernia inguinal que se debe operar durante el ingreso y unos pies zambos que deben corregirse. En cuanto a las secuelas por prematuridad, a día de hoy, tiene problemas visuales (no fija bien la mirada) y tema auditivo (el oído derecho no ha pasado la prueba) y en tema alimentación: tiene reflujo y episodios de apnea porque es muy pequeño y se cansa. De momento come por sonda, la alimentación por boca nos está costando mucho (¡¡¡qué frustrante!!!)

6.- Al alta…

No te puedo decir todavía… ¡¡¡¡Pero tengo unas ganas terribles!!!!

Por último, me gustaría darte las gracias, Isabel, por tu blog. Como en más de una ocasión te he dicho, me serviste de ejemplo como bebé prematuro y CIR. Conocer otras historias parecidas ayudan psicológicamente a superar los obstáculos. 

El pequeño David está ingresado aún, pero como pequeño guerrero que es seguro que saldrá adelante. Desde aquí, quiero agradecer a Laura su generosidad de querer compartir conmigo (y con mis lectores) su experiencia, para que otros padres de bebés prematuros puedan tener una luz en el túnel de la prematuridad.

Podéis seguir a Laura a través de su perfil de Instagram: @laurafabregat1991

Si eres mamá o papá de un bebé prematuro y quieres contarnos tu experiencia, como ha hecho Laura, ponte en contacto conmigo a través del correo electrónico mamadeunprematuro@outlook.es o mándame un mensaje directo por cualquiera de mis redes sociales.

Comparte esto si te ha gustado
DIY: figuras del Belén con productos de higiene personal
Otros temas

DIY: figuras del Belén con productos de higiene personal.

Aquí estamos, un año más… repitiendo asignatura de DIY. Por si el año pasado no sufrí ni sudé con el tema, este año he vuelto a caer. Si ya lo dice el refrán, que sólo el ser humano es capaz de tropezar dos veces con la misma piedra… Y mi piedra se llama DIY. Yo me dije de no participar, que mis habilidades manuales dan para lo que dan, pensé en hacer una donación de productos y listo. Además, con un bebé en casa de tres meses mi tiempo libre se ve bastante reducido. Pero no,… ahí estaba yo un día cualquiera después de comer ofreciéndome en el grupo de Whatsapp a hacer un pozo y un aguador. ¡Olé yo!

Durante unos días, negué la evidencia… No pensaba en ello, hasta que en el grupo empezaron a decir que había que montar antes del puente de la Constitución… Eso suponía una semana, día arriba, día abajo. Me entraron los sudores fríos y las ideas brillaban por su ausencia. Así que durante un trayecto en coche, se me ocurrió buscar ideas para hacer un pozo. Porque claro, la goma eva es muy socorrida, pero yo quería algo diferente. Yo pensaba en la goma eva como en un comodín: «Si no se me ocurre nada mejor, siempre tendré goma eva«.

Y, claro, si le preguntas a Google, Google te da tres millones de respuestas… Todas ideas súpermolonas y algo complicadas para mi nivel. Después de ver varias fotos me decidí por varias ideas que adapté a mis circunstancias.

DIY: figuras del Belén con productos de higiene personal.

El año pasado, las figuras del belén estaban hechas con material escolar. Este año lo íbamos a hacer con productos de higiene personal. A la hora de donar productos en estas fechas, la gente dona alimentos no perecederos, pero pocos se acuerdan de donar productos de higiene personal.

¿Cómo hice el pozo?

En una salida al campo que hicimos en busca de setas, les pedí a los niños, para tenerles entretenidos, que me buscasen piedrecitas pequeñas y palitos. Con las piedras iba a hacer el pozo y con los palos, la estructura para sostener el cubo.

Para hacer el pozo, elegí un bote redondo y bajo de crema corporal, como el de la imagen. Lo forré con una cartón, porque luego todos los productos va a ser donados y no me parecía muy oportuno ir pegando piedras y palos en el propio bote. Así que empecé a pegar piedrecitas. Esta tarea me duró varios días, porque tenía que pegar las piedrecitas poco a poco, ya que la cola tenía que secar y asegurarme que las piedrecitas quedaban bien pegadas y no se iban a caer. Como el cartón que usé era de un color claro, donde pude pinté los huecos con rotulador marrón.

También dejé un hueco para pegar unos palitos que servirían para sujetar el cubo.

Os dejo en fotos la evolución del pozo y el resultado final.

¿Cómo hice el aguador?

En esta parte, jugaba con ventaja. Ya tenía la experiencia del año pasado. Con papel, diseñé las plantillas que necesitaría luego para recortar la goma eva: la cara, la túnica,… Sigo sin saber usar bien la goma eva, así que mi personaje tiene un aspecto un tanto rústico. Para el aguador, elegí un bote de desodorante en spray. La sonrisa la dibujó mi hijo mayor.

Y para remate, nos comunicaron que los niños tienen que ir vestidos de pastorcitos para el día de la actuación del colegio. Sólo tengo un disfraz, el que llevó el año pasado el mayor a la actuación. Así que en un alarde de valentía y locura, le dije a mi marido: y ¿si lo hago yo?. Ahí queda eso… ¿Me atreveré? Y si me atrevo ¿Seré capaz de hacer un disfraz decente? Si lo consigo, haré un post sobre ello, porque estas heroicidades hay que dejarlas documentadas.

P1070382
El resultado final

También te puede interesar este otro post DIY

Comparte esto si te ha gustado
Bebé prematuro

La Asociación de Prematuros de Toledo (APREMDE)

Cuando el pequeño nació, a sus 31 semanas de gestación, yo busqué información sobre bebés prematuros. Pero no quería la información estándar que se puede leer en cualquier revista para padres, ni tampoco quería leer revistas especializadas en pediatría, porque no soy sanitario y no entendería nada. Yo quería experiencias personales, reales, de mamás y papás que estaban en una situación parecida a la nuestra, pero apenas encontré nada.

La mayoría de los blogs de maternidad que leía eran sobre bebés nacidos a término, pero si nacen unos 30.000 bebés prematuros en España, ¿no hay padres que quieran desahogarse contando su experiencia? Ese fue uno de los motivos por los que decidí iniciar este blog, contar nuestra vivencia. No éramos padres primerizos, pero con el pequeño guerrero se nos han dado algunas situaciones en las que sí nos sentíamos como primerizos.

En la UCIN coincidimos varias parejas de padres que estaban pasando por lo mismo, nos consolábamos, compartíamos historias, nos dábamos el parte diario mutuamente, hasta creamos un grupo de Whatsapp. Nos entreteníamos contándonos los avances de nuestros pequeños guerreros en la sala de espera, esos minutos que se nos hacían eternos hasta que nos dejaban entrar a ver a nuestros pequeños. Pero y después del alta ¿qué? Evidentemente, el contacto por Whatsapp no lo hemos perdido, pero al vivir en diferentes poblaciones es difícil que nos veamos.

A principios de año, por un artículo en un periódico, descubrí que en la ciudad en la que vivo, existe una asociación de bebés prematuros y empecé a seguirles en Facebook. Os cuento un poco más de esta asociación.

La Asociación de Prematuros de Toledo (APREMDE)

La Asociación de Prematuros de Toledo (Apremde) nace con la idea principal de dar apoyo a los padres y sus bebés, tanto mientras dura la hospitalización como después del alta.

Yo recuerdo que los 72 días que el pequeño estuvo hospitalizado como algo rutinario: vas, estás allí, hablas con el personal sanitario, te dedicas en cuerpo y alma al piel con piel, pero después… Mientras estuvimos allí, médicos, enfermeras y auxiliares iban guiando nuestros pasos. Pero y ¿qué pasa al alta? Después nos buscamos nosotros la vida: las consultas en neonatos, las citas en atención temprana, papeleos varios, citas en la Seguridad Social,… ¡qué bien nos habría venido haber tenido alguien que nos fuese guiando en este camino!

¿Cómo surgió la idea de crear la Asociación de Prematuros de Toledo?

La Asociación surge gracias a Raquel, la mamá del pequeño Martin, que nació con 25 semanas de gestación y apenas 600 gramos de peso.

¿Qué actividades realiza? 

Una de sus actividades principales es la «Escuela de Padres», son charlas informativas acerca de la prematuridad. Pero también han participado en actividades solidarias, de carácter deportivo, sobre todo. Hace poco han empezado a colaborar con «Más que palabras», donde llevan a cabo talleres sobre masajes, música para niños,…

Pero, sin duda alguna, una de las mejores acciones que han llevado a cabo es la creación de un pequeño espacio en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, destinado a padres y madres que tienen a sus bebés ingresados. Un lugar donde descansar o tomar un café tranquilamente.

¿Cómo se puede colaborar?

Como cualquier asociación, Apremde requiere de fondos para poder realizar actividades, sobre todo, dirigidas a padres y madres de bebés prematuros. Hay varias formas: bien puedes hacerte socio y hacer una aportación mínima mensual o bien puedes realizar una aportación en cualquier momento, sin necesidad de ser socio.

Además, han editado un libro recopilatorio de cuentos escritos por otros niños. La presentación tuvo lugar en la biblioteca del Álcazar de Toledo, con un padrino de excepción: Pepe Rodríguez, jurado de Masterchef y toledano (de Illescas). El libro se titula «Cuéntamelo bajito» y sólo cuesta 5 euros.

Cuento publicado por Apremde Toledo

A continuación, dejo el enlace a la asociación para quien pueda estar interesado en obtener más información o realizar alguna aportación.

Comparte esto si te ha gustado
Las Barrancas de Burujón
Planes con niños

Planes con niños: de excursión a las Barrancas de Burujón (Toledo)

Hace un mes, aprovechando que el tiempo aún permite hacer salidas al campo, nos fuimos a visitar un paraje cercano a nuestro lugar de residencia, las Barrancas de Burujón. Es un sitio que ya tenía ganas de visitar, porque yo estudiaba el grado de Historia por la UNED y en la asignatura de Geografía tuvimos que hacer una práctica sobre unos territorios. Mi marido reconoció rápido el enclave y dijimos de ir para verlo in situ. De aquello han pasado tres años.

Realmente, por estas fechas deberíamos estar yendo a buscar setas, pero la escasez de lluvias ha cambiado nuestros planes.

¿Qué son las barrancas?

Se formaron por la acción del agua y el viento durante 25 millones de años. Son de terreno arcilloso, de color rojizo, fácilmente erosionables por el agua y el viento. TIenen una longitud como de un kilómetro y de altura, unos 120 metros, siendo su pico más alto el Pico del Cambrón.

Las barrancas hacen como una «C» y a sus pies está el Embalse de Castrejón, que cuando tiene agua, el paraje es impresionante.

¿Cómo llegar?

Las Barrancas se encuentran a unos 30 km. de la ciudad de Toledo, en el término municipal de Burujón (Toledo). La carretera es la que une Toledo con la Puebla de Montalbán. El desvío está bien indicado, no tiene pérdida.

Una vez allí, llegas a un pequeño parking con una caseta, que hace las veces de bar y de oficina de turismo. Cogimos un folleto y nos pusimos a andar.

La ruta

Hay tres rutas posibles, la más larga de unos 14 km y la más corta de algo más de 4 km. Evidentemente, nosotros con los niños optamos por la corta. Lo bueno de estas rutas es que son todas circulares y te permiten llegar al punto de partida sin repetir recorrido.

Mapa de las Barrancas
Dibujo con las rutas de Las Barrancas
Señal de los senderos en las Barrancas
Ante la encrucijada del camino

La ruta en sí es fácil, el camino es casi todo llano con alguna suave cuesta. Eso sí, pedregoso, lo que no impide que se pueda llevar una silla de paseo, de hecho vimos varias. La senda es recomendable hacerla andando, disfrutando del paisaje, de los olivares cercanos,… Es posible llegar en coche hasta los miradores, si bien recomiendan que esa opción quede reservada a las personas con discapacidad.

Y, por fin, tras un ratillo andando que no se hace pesado, llegamos hasta el primer mirador, a partir de ahí la vista se te pierde en el horizonte. A la izquierda te encuentras los impresionantes cortados, creados por la naturaleza a golpe de agua y viento. Abajo, el pantano de Castrejón, que dada la falta de lluvia, daba pena verlo.

El pico más alto de las Barrancas, el del Cambrón
El pico más alto, el del Cambrón
El embalse de Castrejón, junto a las Barrancas, al mínimo.
El embalse de Castrejón, al mínimo

Hay diferentes miradores y las vistas impresionan desde todas ellas. También hay una zona de picnic, para descansar o tomar algo.

Calculo que en completar la visita, teniendo en cuenta que íbamos con niños y sin prisa, serían un par de horas.

Una recomendación final: los miradores sí que tienen barandillas, pero los caminitos que unen los miradores no, y están al borde de los cortados, con lo cual hay que ir muy vigilante de los niños, para evitar accidentes.

Como curiosidad, este paraje natural ha sido escenario de varios rodajes de anuncios (Coca-cola) y de series de televisión y hasta de alguna película.

Comparte esto si te ha gustado
Otros temas

DIY: Figuras del Belén con material escolar

Y se armó el Belén. Pensaréis que soy una madre entregada que se mete en todos los fregados del AMPA y compañía. Pero nada más lejos de la realidad. Yo soy de meterme en ciertos charcos por iniciativa propia. Así, sin más. Me pasó el año pasado. Y se ve que no aprendo.

Os pongo en antecedentes: En la guarde del mayor, para celebrar la «fiesta del otoño», pidieron a las familias que quisiésemos participar, llevar un bizcocho típico del otoño… Y ahí me tenéis, buceando por Google, buscando recetas. Encontré una de calabaza y ni corta ni perezosa, hice mi bizcocho y lo presenté… 50 bizcochos de todas las formas y sabores se presentaron. Evidentemente, no gané, pero «lo importante es participar«. Nota: el bizcocho salió medio decente, pero la experiencia no me ha llevado a repetir.

Menos mal que para el disfraz de la obra de fin de curso, las profes nos ofrecieron hacerlo ellas y que nosotros lo pagásemos… si no, creo que aún estaría recortando, cosiendo y pegando.

Este año, la culpable ha sido una circular del AMPA del colegio. Proponían hacer un Belén, que tuviese como base material escolar. Este que posteriormente se donará. También se podía hacer una aportación de material escolar sin necesidad de hacer ninguna figura para el Belén. Pero, yo soy como soy y me metí en el charco grande, en el de hacer la figura del belén con material escolar y no sólo una figura, voy y me presento voluntaria para hacer ¡DOS! (Un aguador y un carpintero)

«Pero, a ver, alma de cántaro, que tus habilidades manualísticas están un poco (mucho) oxidadas, que en tu vida has trabajado con goma eva y tu imaginación da hasta donde da… ¿dónde vas?» me decía mi Pepito Grillo interior. Menos mal que existe Google. Una vez más, me veo buceando por internet a ver cómo salgo de ésta. Porque, claro, ya me he presentado voluntaria a hacer dos figuras y lo de «una retirada a tiempo es una victoria» me parece de cobardes…

Mientras pasan los días y yo sigo buceando (casi ahogándome), mis compañeras de Whatsapp (porque tenemos un grupo de madres – ningún padre se mete en estos charcos-) ya van compartiendo sus habilidades y sus pequeñas obras de arte. Hay que ver qué artistas y qué juego da el material escolar y yo calladita, sin decir ni mu, porque no había ni empezado.

Seguía buceando por Google, pero Google tampoco era de gran ayuda. Yo buscaba patrones, para hacer capas, brazos, ideas en general y Google me devolvía resultados de patrones de ganchillo. En honor a la verdad, las fotos que mandaban las otras mamás me han ayudado para poder hacer mis personajes belenísticos.

En resumen, me fui al chino, compré material escolar (lápices de colores, sacapuntas, goma eva de 6 colores diferentes, pegamento, cordel) y con una hoja de papel me fui haciendo mis propias plantillas: para las capas/túnicas, los brazos, las cabezas… y con un lápiz y tijeras me puse a trabajar. Y a pegar… Al utilizar cola, tenía que dejar pasar un tiempo prudencial para que aquello pegase bien. Pegaba por la noche y hasta el día siguiente no retomaba la tarea.

Debo decir que yo para las manualidades soy muy torpe. Mis dedos se transforman en patas de elefante a la hora de manejar objetos pequeños, si uso pegamento o similar, me voy pegando con todo, cuando corto voy con miedo por si me quedo corta,… de ahí mi necesidad de contar con una plantilla.

Paso a paso

A continuación, os cuento los pasos que he ido dando para crear mis personajes:

1.- Compré una caja de 24 lápices de colores y los dividí en dos grupos, para formar el tronco de los personajes. Para sujetarlos, usé una goma elástica y la tapé con cordel.

2.- Con un folio de papel, fui dando forma a las capas y a lo que iba a ser la cabeza, que iba a tapar las puntas de los lápices. También con papel, hice la plantilla de lo que serían los cubos de agua del aguador, que llevaban dos borradores.

3.- Con un cordel, fui tomando medidas para el asa de los cubos y el que pasa por encima de los hombros.

De esta manera, para el aguador ya lo tenía casi todo.

Pasos previos para la creación del aguador.

4.- Para el carpintero, diseñé unos brazos y con un trozo de palito de madera (de los que sirven para remover el café) y un sacapuntas, hice un martillo. Con más palitos, hice una mesa de trabajo, que se sujetaba con un fastener. No estaba segura que los brazos de goma eva pudiesen sujetar bien el sacapuntas, pero conseguí encontrar el punto de contrapeso.

5.- Para las caras de las figuras, compré unos ojos en el chino y la boca la dibujé con un rotulador indeleble, previamente marcada con un lápiz.

En definitiva, el resultado lo definiría como pasable, desde luego es mejorable. Sobre todo, si lo comparamos con otros personajes del Belén escolar. Como conclusión, para ser mi primera intentona no lo veo mal.

¿Os habéis presentado voluntarios para hacer actividades de este tipo en el cole de vuestros peques? ¿Qué tal se os dan las manualidades?

Otro post DIY, esta vez con productos de higiene personal.

Comparte esto si te ha gustado
Bebé prematuro

El blog cumple un año

¡Increíble! Cuando empecé a escribir el blog no sabía hasta dónde llegaría. Me lancé un poco a la aventura. No sabía cuánto tiempo me duraría esta «fiebre» de querer contar nuestra experiencia. Dicen que la mayoría de los blogs que se abren a lo largo de un año, muchos no llegan a cumplir el año. Con la llegada del blog, también llegaron la cuenta de Facebook, Twitter e Instagram (¿aún no nos sigues por las redes?)

A mí, me parecía que tenía muchas cosas que contar, porque en nuestra andadura en el mundo de los bebés prematuros, hemos encontrado pocas experiencias personales en internet. Yo me sabía la teoría, por lo que me contaban desde neonatos, la pediatra,… pero me faltaba algo, me faltaba el enfoque de otros padres con bebés prematuros que hubiesen pasado o que estaban pasando por lo mismo que nosotros.

Como mamá de un niño que ahora tiene tres años, que nació a término y con muy buena salud, yo leía muchos blogs de maternidad, de mamás más o menos famosas, he buceado mucho en internet, leído libros (sí, yo también me he leído un par de Carlos González,…), pero de bebés prematuros nada, hasta que nos tocó vivirlo.

El recorrido

Fue esa casi total ausencia de blogs de maternidad que contasen su experiencia con un bebé prematuro en la familia, que me animó a contar nuestra vivencia. Por supuesto, cada bebé es un mundo y más cuando se trata de un bebé prematuro. La prematuridad llega por diferentes causas y conlleva consecuencias diversas.

En un año como mamá bloguera, he ido aprediendo mucho del mundo de los blogs, he aprendido nuevos términos (SEO, por ejemplo) y no dejo de esforzarme por intentar llegar a más papás y mamás de bebés prematuros. El blog me ha reportado conocer otras historias de bebés prematuros y su enorme capacidad de lucha. Por supuesto, aún me queda mucho que aprender.

En un año, el blog ha recibido más de 10.000 visitas de más de 2.400 visitantes diferentes de todo el mundo que han leído unos 70 posts. Algunos cuando lean estas estadísticas les dará la risa floja, pero a mi me parece un gran logro. Muchas gracias a los que estáis al otro lado de la pantalla, por hacer esta aventura posible.

Orgullosa de haber llegado hasta aquí. Espero poder seguir contando cosas sobre bebés prematuros, maternidad, planes con niños,… porque sí, el bebé prematuro de la casa, ya tiene 17 meses y va creciendo y desarrollando su personalidad (¡y menuda personalidad!)

Espero poder seguir contando nuestras aventuras y desventuras por aquí.

Hermanos
El protagonista del blog y su hermano ¿Qué estarían tramando?
Comparte esto si te ha gustado