Descubrimientos

Descubrimiento #5: el baño

Cuando llegan las 8 de la noche, en casa empezamos con las rutinas previas al sueño: baño y cena. Lo hemos hecho así con el mayor y el pequeño las tiene también muy bien asumidas, tanto que hay días que antes de las 8 ya está dando síntomas de que quiere su baño. Y la verdad, las rutinas nos funcionan muy bien, ambos son buenos dormilones.

¡Cómo disfruta su momento baño!, yo digo que le metemos en el spa. Su agua calentita, su jabón para bebés, su esponja suave, algún juguete que le presta su hermano…

Le encanta cuando le salpicamos con agua por la barriguita y se queda admirado cuando escurrimos la esponja, intentando coger el agua que cae. A veces, chapoteamos y hacemos espuma que intenta agarrar con sus manitas.

Y como en todo buen spa que se digne, después viene la sesión de masajes mientras le damos la crema… todo son risas y carcajadas.

baño

Supongo que todos los niños disfrutan con el baño. Nosotros, con el pequeño, estamos redescubriendo este momento. Al mayor siempre le gustó, pero verle la carita, la sonrisa y cómo chapotea, no tiene precio.

Estos son los otros descubrimientos que hasta ahora ha hecho el pequeño:

Comparte esto si te ha gustado