Frases de mi maternidad
Otros temas

Frases de mi maternidad

Hoy traigo un post al blog un poco diferente, más relacionado con la maternidad que con la prematuridad: frases que seguro que todos hemos escuchado en alguna ocasión, que bien nos hacen gracia o nos dejan tan sorprendidos que nos dejan sin capacidad de dar una respuesta.

De momento, he recopilado cinco frases, pero seguro que con el paso del tiempo surgirán otras.

Frase del año: Con tres, no os aburrís, ¿eh?

Si llevase un contador, esta sería la frase estrella de 2019 y empieza a serlo en 2020. En un ranking de frases maternales, estaría muy arriba y con bastante distancia con respecto a la siguiente.

Efectivamente, no nos aburrimos. Tenemos tres niños, que se llevan dos años entre cada uno. Para ser exactos, el mayor con el mediado, 22 meses y el mediano con el pequeño, 26 meses. Son muy seguidos, pero es nuestra elección.

También tengo claro que con uno o con dos tampoco nos aburriríamos. Somos muy activos, nos gusta salir, ver cosas, visitar sitios. También tenemos nuestros momentos de estar en casa, pero no siempre nos los pasamos tirados en el sofá leyendo un buen libro o «enchufados» a la tele. A menudo digo que en casa, siempre hay cosas que hacer. Además, están esos ratitos que los niños quieren que juguemos con ellos.

Tampoco conozco a ningún padre que tenga un niño y diga que se aburre. Probablemente, ese hijo único sea mucho más demandante que los tres míos. Los míos tienen la capacidad de entretenerse mutuamente, lo que a mi me da cierta libertad para hacer cosas por la casa. Que no quita que de vez en cuando tenga que hacer de árbitro o jugar con ellos o montarles alguna cosa.

Definitivamente, el verbo «aburrir» no está en nuestro diccionario.

¿Y todos chicos?

Pues sí, señora (o señor), tres y los tres chicos. Y tan contentos que estamos. Tenemos un único molde, sólo sabemos hacer niños y que nazcan en verano.

Como continuación a esta pregunta viene la de ¿y no vais a por la niña? Pues, mire, creo que con tres niños, ya hemos cubierto con creces la media nacional. Cierto es que nos habría gustado tener una niña, pero la naturaleza es caprichosa y las cosas vienen así. Muchas veces me pregunto si a los que tienen tres niñas, les insisten tanto con que vayan a por el niño.

Entiendo que muchas veces la mayoría de la gente lo dice sin mala intención. Algunas personas, sobre todo, los más mayores del lugar me lo dicen con pena, todavía tienen arraigado lo de que las hijas cuidan de los padres mayores. Conozco casos de padres que han sido perfectamente atendidos por sus hijos varones.

Verás como se iguala

Esta es la frase estrella en relación al pequeño guerrero. En cuanto la gente se entera que nació prematuro y con muy bajo peso, es su forma de darte ánimos, con la famosa frase de «cuando crezca, verás como se iguala con los de su edad«

Y es cierto, en relación con sus compañeros de clase, al niño no se le nota ni pizca que es prematuro, por lo menos, en cuanto a su talla. En cuanto a peso, ya os digo que va por debajo, pero con la ropa no se nota. Pero eso es ahora, con tres años y medio. Cuando era bebé y teníamos que luchar a su lado por su desarrollo, lo de que se igualaba lo veíamos muy lejos.

Ya casi tenéis el equipo de fútbol

Lo del equipo de fútbol es una referencia clara a mi marido. Es profe de educación física y forofo del deporte. Está claro que para un equipo de fútbol, que son 11 no, pero para uno de fútbol sala o de baloncesto, que son 5, andamos cerca.

Pero me parece que no nos van a dar la ficha federativa por falta de jugadores. En serio, a algunos tres niños no les parece suficientes, hay quien tendría un batallón.

Te tendrán como a una reina

No sé exactamente cómo tienen a las reinas, pero yo con mis chicos estoy muy «a gustito». Tampoco quiero criados, me basta con que cuando les pida algo lo hagan. El mayor, por ejemplo, ya lleva su ropa al cesto de la ropa. No creo que me quite trabajo, porque yo voy repasando por sus habitaciones la ropa y demás, es una costumbre que tienen que coger, porque no quiero pasar de ser «reina de mi casa» a ser su criada. De la misma manera, que les pido que cuando acaben de desayunar o de comer, dejen sus cubiertos y sus platos en el fregadero. Es colaborar en casa. Algo que tiene que hacer las personas que viven en comunidad, niños, niñas y adultos.

De mi marido, no tengo queja. No puedo tenerla. Es el chef de la casa, ha ido aprendiendo a cocinar cada vez más platos, busca recetas por internet y a veces hasta las mejora. Como adulto que es, no voy detrás de él diciéndole que eche la ropa a lavar o que retire sus cubiertos. Él sí que me tiene como a una reina.

Sois unos valientes (por tener tres)

Personalmente, no creo que lo seamos. Para mí, ser valiente es enfrentarse a un gran peligro o desafío. La RAE lo define como: Dicho de una persona: Capaz de acometer una empresa arriesgada a pesar del peligro y el posible temor que suscita. A mi tener un bebé no me supone un peligro, no hay nada que inspire más ternura que un bebé. Temor, sí. Durante el embarazo y después siempre queremos que todo salga bien y tener niños sanotes. Pero creo que de ahí a valentía, hay un salto.

El tercero se cría solo

No sé cuántas veces he oído esta frase. Probablemente ya lo escuchase desde que estuviese embarazada del tercero.

La gente lo dice, por regla general, para animar. Como queriendo quitar importancia a que tres dan mucho trabajo o suponen más gasto. Por supuesto, te lo dicen sin mala intención. Digamos que es una frase hecha. Pero, no, el tercero no se cría solo. La diferencia está en que la experiencia es un grado y muchas situaciones ya no te pillan de sorpresa, con lo cual te enfrentas a ellas con otra tranquilidad.

Al ser el tercero, es más fácil que se entretenga con los hermanos mayores y, como padres, te puedas «despreocupar» de cierta manera. Además, al ser el tercero tiene dos buenos maestros por delante de los que aprende a jugar y eso «libera» a los padres de estar pendiente del niño todo el rato.

Pero no, los hijos no se crían solos, sean el primero o el tercero.

Estas son las frases de mi maternidad, las que hasta ahora he oído más. Seguro que con el paso de los años irán surgiendo otras, seguro también que en determinados círculos (equipos de fútbol, o de cualquier otro deporte, actividades extraescolares,…) también habrá otras frases estrella.

No quiero que se entienda este post como una crítica. Sé que mucha gente nos lo dice sin mala intención. Además, no es siempre la misma persona la que hace el mismo comentario, pero a veces lo escuchas tanto y tan a menudo que agota. Es una simple reflexión, basada en meses de observación y conversaciones con gente muy diversa y de sitios diferentes. Es curioso como en lugares separados por 400 km, te puedan decir las mismas frases que en tu entorno habitual.

Y vosotros ¿Cuáles son las frases de vuestras maternidades y paternidades? ¿Cuáles son esas frases que escucháis a menudo que podríais hacer un ranking?

Comparte esto si te ha gustado

2 comentarios sobre “Frases de mi maternidad”

  1. Sea como sea como tengas tres, no importa que sean todos niños o niñas, o el tiempo que se lleven entre ellos, la gente siempre tendrá algo que decir sin que se lo preguntes. Pero lo mejor es pasar de toda esa gente, yo por lo menos he aprendido a hecerlo y también a contestar cuando me calientan jeje.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *