Bebé prematuro

BLW en prematuros

Como ya os he ido contando en otros posts (Fruta y verdura), hemos empezado con la alimentación complementaria del pequeño. Y también he comentado que, de momento, no vamos a empezar con el BLW (baby led weaning).

Cuándo empezar

Normalmente, se empieza con el BLW cuando el pequeño ya tiene 6 meses y cumple una serie de requisitos:

  • Sedestación: esto es, que el niño es capaz de mantenerse sentado, sin caerse hacia los lados o hacia adelante. En el caso del pequeño, se mantiene sentado en la trona, como no para de moverse termina reclinado hacia un lado. Es decir, de momento, es pronto para el BLW porque no se queda sentado sin apoyos.
  • Desaparición del reflejo de extrusión: es decir, el bebé ya no expulsa los trozos de comida, o el chupete o un objeto que se meta en la boca. El pequeño sabe perfectamente cuando quiere chupete y cuando no. O, por ejemplo, con el biberón cuando no quiere más, con la lengua lo expulsa.
  • Una adecuada coordinación entre la boca, los ojos y las manos. Cuando el pequeño juega con su chupete, se lo saca de la boca, se lo intenta volver a poner pero no siempre lo consigue y se enfada. En resumen, que sea capaz de coger un trocito de comida y llevárselo a la boca.

Nuestra experiencia con el BLW

Por eso, yo no veo que el pequeño aún esté listo para empezar con el BLW. De momento, salvo que desde neonatos o la pediatra nos den otras indicaciones, seguiremos con los purés de verduras y con las papillas de frutas.

Por otro lado, y esto ya es más cosa mía, con el BLW se mancha mucho, tanto el bebé como los alrededores de donde está sentado, y yo no estoy muy por la labor de estar limpiando en cada comida…

Con el BLW es cierto que lo llegan a probar todo, pero dadas nuestras circunstancias no me parece el método más óptimo para alimentar a mi pequeño, que lo importante es que vaya cogiendo peso.

Vosotros, ¿habéis hechos BLW? Contadnos vuestras experiencias, igual nos hacéis cambiar de opinión 😉

Comparte esto si te ha gustado

2 comentarios sobre “BLW en prematuros”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *