contar
Otros temas

Aprendiendo a contar

El tercer trimestre escolar nos ha pillado confinados y, según han anunciado en las fases del desconfinamiento, parece que los niños no van a volver al cole, así que nos toca enseñarles cosas que de normal harían sus profes en el cole, como por ejemplo, los números y contar o las funciones de los animales e incluso, inglés.

El confinamiento nos ha llevado a cambiar hábitos y rutinas. Los niños están escolarizados en casa y los adultos teletrabajamos, en su gran mayoría. Al tener a los niños en casa, nos hemos reconvertido a maestros (los que no somos docentes, claro) con lo que ello conlleva.

En nuestro caso, las profes nos envían las tareas y nos dan pautas de lo que tienen que hacer y los objetivos a alcanzar. Sin embargo, para conseguir hacer todo y que los niños entiendan lo que hacen y por qué lo hacen hay que explicarles cosas y trabajar con ellos.

Mi marido es docente, aunque de chavales más mayores, y siempre me ha parecido una profesión para la que yo no valdría. Siempre he sentido un respeto absoluto hacia maestros y profesores, tanto cuando era alumna, como ahora que soy madre.

Con el mayor, lo tenemos más fácil. En tercero de Infantil, ya tienen las rutinas muy bien aprendidas y es sencillo. Evidentemente, le tenemos que explicar cosas, pero razona y lo entiende rápidamente. En cambio, para el mediano, que está en primero de Infantil, aunque ya fue a la guarde, ahora las cosas han cambiado.

Los números

Algo tan sencillo como contar 1, 2, 3,… para un niño de tres años puede ser un mundo. Hay que enseñarles la grafía, el trazo, la representación,…

Hasta que nos confinaron en el cole les habían enseñado el número 1 y el número 2 y el niño los reconoce sin problemas. Ahora tenemos que aprender el 3 y reforzar sus conocimientos del 1 y del 2, como por ejemplo, aprender a escribirlos.

Aprendiendo a contar.

Para ayudarle a reforzar los números y enseñarle a contar, estamos usando diferentes recursos. Papá pintó unas cartulinas con los números del 1 al 4 (aunque solo tiene que aprender hasta el 3 de momento, hemos incluido el 4 porque hay una actividad que supone clasificar los animales de la granja según tengan 2 o 4 patas) y el niño va poniendo tapones según indica el número.

Otra actividad que hemos practicado para enseñarle a contar ha sido formar grupos de lápices, según el número. Se trata de que nosotros le decimos un número, en este caso del 1 al 5, y él va sumando lápices según corresponda.

Aprendiendo a contar

Contar sílabas

Al aprendizaje de los números y de saber contar y representar los números, le añadimos el conteo de sílabas. La profe nos mandó un vídeo y una foto de lo que necesitábamos.

El conteo de sílabas enseña a los niños a descomponer las palabras y más adelante será la base para aprender a leer. La idea es colocar diversos objetos cotidianos según el número de sílabas que tengan sobre unas cartulinas que tendrán el número 1, 2 o 3.

Necesitamos:

  • 3 cartulinas para marcar los pasos
  • 3 cartulinas para dejar los objetos.
  • Varios objetos que tengan estén compuestos por una, dos o tres sílabas (por ejemplo, sal, pan, coche, tenedor, tapón, papel, revista,…)
Aprendiendo a contar sílabas

Con el material preparado, vamos cogiendo objetos y los vamos colocando en la cartulina correspondiente según el número de sílabas que tenga. Por ejemplo: «coche» –> co-che –> lo colocamos sobre el número 2; «sombrero» –> som-bre-ro –> lo colocamos sobre el número 3 y así. No es fácil, hay que hacerlo muchas veces hasta que el niño coge la dinámica.

¿Cómo enseñáis a vuestros peques a contar?

Comparte esto si te ha gustado

2 comentarios sobre “Aprendiendo a contar”

  1. Madre mía, hasta contaje de sílabas. Eso es para nota. Es ahora con la ratona, 4 años, y me está costando… La verdad es que usé también lo de las cartulinas. También hice con cartón 5 círculos, le puse un número en cada uno y con las pinzas de la ropa teníamos que ponerlos en los círculos según el número que fuera. También nos fue bien el libro de Las divertidas aventuras de los números igual que la de las letras. Tengo los tres volúmenes. Ahora quiero hacerme con las divertidas aventuras de las hermanas pequeñas de las letras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *